51 PELÍCULAS MEXICANAS QUE NO PUEDES DEJAR DE VER. 3 PARTE.

En el aire (1993), de Juan Carlos de llaca.

Película divertida protagonizada por Daniel Gimenez Cacho, Dolores Heredia y Plutarco Haza, que habla sobre los recuerdos y crisis de un conductor de radio amante indiscutible de los disco acetatos. Una divertida y espontanea historia que nos hará recordar épocas sexuales como la de los sesentas y setentas.

En el paraíso no existe dolor (1993), de Víctor saca.

Recorrido un tanto perturbador sobre temas como la homosexualidad, la corrupción de la policía, la violencia, el sida y la vida nocturna de los antros, un retrato un tanto amargo con ambientes sórdidos y personajes que casi llegan a la realidad.

Hasta morir (1993), de Fernando Sariñana.


Del padre de la famosa cantante, nos presenta una película en el ambiente cholo y el de la amistad (un tanto bizarra), uno de ellos lo inicia en el arte de la delincuencia, planeando robar a un magnate fronterizo para comenzar una nueva vida en los angeles; Damian Bichir actúa.

La orilla de la tierra (1993), de Ignacio Ortiz.


Con Luis Felipe Tovar y Jesús Ochoa, una película “western”, que retrata una historia un tanto rulfiana, con personajes venidos de ese universo. Dos hermanos resueltos a encontrar un tesoro, ambientes rulfianos, pueblo sin hombres, iglesia sin padre, todo un festín.

El callejón de los milagros (1994), de Jorge Fons.

Película mexicana de gran éxito, que aborda temas como la homosexualidad tardía, el amor, la tragedia mezclada con el devenir de vidas que aparecen patéticas, gran película basada en la novela del premio nobel egipcio Naguib Mahfouz, adaptando el guion Vicente Leñero.

Dulces compañias (1995), de Oscar Blancarte.

Película desgarradora sobre la violencia urbana, pesada en instantes, habla sobre la historia de un titiritero homosexual, una cuarentona y joven psicópata, historias que dejan en su trayecto sentimientos encontrados, una película implacable a la hora de la crueldad.

La primera noche (1997), de Alejandro Gamboa.

Película divertida sobre la juventud de clase media, que refleja sencillez y lo importante ninguna pretenciones. Película igualmente de gran éxito, demostró que películas como esta no están paliadas con lo bien hecho y aparte crear conciencia social.

Bajo california (1997), de Carlos Bolado.

Un viaje facinante y enigmatico que nos transporta a una provincia que no conocemos, un viaje espiritual, un relato de un pintor que se quiere buscar a si mismo, con Damian Alcazar y Jesus Ochoa.

Santitos (1998), de Alejandro Springall.

Película que renueva el cine mexicano con humor sencillo, un delirante película que presenta a una mujer ferviente a san judas tadeo y que emprende una empresa difícil de realizar: la búsqueda de su hija.

Amores perros (1999), de Alejandro Gonzales Iñarritu.

Película que crea un antes y un después del cine mexicano, aquí “el negro” nos da una visión chilanga del dolor, tres historias que se mezclan formando una amalgama de ambientes salvajes y delirantes, película considerada una de las mejores del cine mexicano, sin duda imperdible.

JOSE LUIS CALVA CRUZ.

Un pensamiento en “51 PELÍCULAS MEXICANAS QUE NO PUEDES DEJAR DE VER. 3 PARTE.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s