En busca de Klingsor.

El antagónico de los hombres de lógica es el hombre religioso, fe y razón. Al quitarnos la mancha de la ignorancia parece que avanzamos, parece que es para bien y suele ser irónico, ya que entre más tecnología y conocimiento, más el hombre se vuelve un reverendo retrasado ético. Justificar cualquier atrocidad en pos de la verdad es algo que va a lo políticamente incorrecto, pero ¿qué hacer entonces? Parece que es nuestra eterna condena, no importa cuánto se haya matado, cuanto se haya invertido, la verdad parece ser un fantasma, se acerca uno y más se aleja, al punto de declarar que simplemente no existe la verdad.
En busca de Klingsor es una muestra ficcionada de la imposibilidad de conocer la verdad, una verdad concreta. Bacon y Links, uno físico estadunidense, el otro, un matemático y con una fijación por el infinito. El escenario, la segunda guerra mundial, nazis, científicos, traición, amores, ideologías, verdades a medias, todo se conjuga para tener una novela concreta. Volpi muestra sus dotes de escritor fundamentado, un largo bagaje por la historia tan bizarra de los físicos. Personajes como Einstein, Bohr, Heisenberg y Planck, todos protagonistas de la nueva física del siglo XX. Links y Bacon se unen para encontrar al que se supone es el consejero científico de Hitler, un eminente científico de alto rango, un fantasma que a lo largo de la novela se nos esquiva. Novela ganadora del Premio Biblioteca Breve de Seix Barral, pero no por eso aplaudido con la crítica, Lemus lo hizo trizas y algunos seguimos con la estampa del Crack, apenas si alcanzo a apretones y por un pelo a ser una novela buena, mencionan algunos. Puedo decir que sin duda vemos una novela muy diferente a la tradición de la literatura mexicana, temas que no tienen nada que ver con nuestro contexto, novela alemana escrita en español, dicen algunos, controvertida, pero eso si lo puntualizo, una narración que aun falla. Volpi es tan estructurado, cuida el más mínimo detalle (aun así, falla en algunos de sus datos), al tener esta “erudición” en el tema se siente un poco acartonada. Independientemente de las críticas a la persona de Jorge Volpi, si creo que es uno de los grandes escritores de nuestro país, lo ha reafirmado, ojalá se quite un poco el lado burócrata de su figura, ojalá no fuera presa de su imagen un tanto dañada, pero en fin, eso no importa, en concreto tenemos en nuestras manos una novela eficaz, bien documentada y que envuelve desde la primera página, a pesar de ser una mole grande de casi 540 páginas, se van como agua. La novela ya tiene sus años, fue publicada en 1999 y podemos decir que con esta novela, Volpi se dio a conocer en todo el mundo, fue su obra maestra y lo sigue siendo.

José Elsinore.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s