Causas perdidas.

Miro mi despertador, marca la hora exacta en que me debo levantar, bañarme, desayunar y salir a la universidad. Me acuesto de nuevo, sueño un tanto y me levanto de putazo. En las mañanas la ciudad es fría, el calor mañanero apenas si se percibe cuando salgo por algún licuado hecho con leche barata y procesada hasta el tuetano. Hay algo en esta universidad que me dice que todo esta jodido. Las redes sociales anuncian que algún pendejo amaneció con buen humor, su autoestima le dicta que debe decir que le desea buen fin de semana a todos, que se prepara para su primer día de escuela, como si eso importara, como si su pinche vida importara un carajo. Se les ha quitado la jodida maña de pedir credenciales a la entrada de la universidad, como si alguien en su sano juicio fuera a robarle a la gran puta ratera. Camino y cruzo el pasillo: jóvenes con sus celulares, unos comen, escupen palabras, sonríen y ligan. Salgo del pasillo, subo a la cafetería y hay una fila considerable para pedir comida insabora y aparte cara. El que atiende es un tipo enano que, contra su voluntad, despacha de una forma agradable, de seguro quiso ser empresario, uno de los grandes, dirigir gente, coger putas, tomar vino, descansar los fines de semana, pero no, le toco despacharme un pinche paste que se desmorona a las dos primeras mordidas, igual que su vida. ¿Qué pensará ese hombre cuando se para? Hoy atenderé mejor, daré bien el cambio y sonreiré con tantas ganas que se me saldrá el corazón. No puedo negar que me da lastima su vida y claro, la mía igual, somos unos verdaderos pedazos de mierda rondando con sueños que se hicieron caca al final del pasillo. Llego al salón, no puedo quitar mi cara de fastidio, una joven me pide que me quite, que va a pasar, me quito y pasa, se sienta y agarra el pinche celular. Llega la maestra y nos pregunta que qué tal el fin de semana, si respondiéramos con la verdad, tal vez, diríamos que estuvimos aburridos el viernes encerrados en nuestra casa, ya que en nuestro pueblo no tenemos tantas amistades como aquí y que ademas, estamos jodidos; el sábado comimos como cerdos, nos masturbamos en la noche, revisamos el perfil de los hombres y mujeres que nos gustan y juramos que algún día les hablaríamos, que nos pusimos de mal humor, se acabaron las vacaciones y si salimos dos o tres días fue mucho y que estamos hasta la madre de venir a la universidad y que lo único que nos sostiene es la pinche vida banal que llevamos con nuestros compañeros. Mi celular suena: es una jodida oferta de unefon. Al salir del salón se escucha todo el pasillo, de él emana mierda, sabemos que esto no es vida, sabemos y lo sabemos bien, sabemos que saldremos y encontraremos trabajos mal pagados, nos casaremos y las obligaciones nos comerán cada día y que la vida que nos soñamos, alimentadas por series gringas y vídeos de música “cool”, será nada más que un pinche sueño ridículo. A los pesimistas no nos quieren, ¿para que ver la vida tan pésimamente? no tiene sentido, hay que darle vuelta a la hoja.

Me sueño en la catedral, rodeado de libros, descubriendo viseras ancestrales, códigos indescifrables, viendo comisuras en mi traje, sé que estoy soñando. Un joven se acerca a mi y me pide mi encendedor, se da la vuelta y empieza a tararear una canción, es de comunicación. Los estudiantes de comunicación siempre me han parecido hombres sin sentido, a medias, hombres cuya armadura mental es de las más denigradas y esquivas. Se sienten poseedores de una verdad, con sus conciertos de trova, con su optimismo alimentado de cosas sin sentido. No conozco a un buen comunicólo, soy sincero. Me hubiera gustado que uno de esos me demostrara que la comunicación es una carrera increíble y que tendría los suficientes tanates para dedicarse a eso, a comunicar y no a decir pendejadas comunistas – socialistas que son de un sentido común que raya en la estupidez. Desafortunadamente sólo tengo un amigo comunicólogo y le gusta el cine, pero se aparta de ser un foco y sólo se dedica a perfeccionar su arte. Hace algunos años que lo conozco y es un tipo que no tiene facebook y sólo sé que tiene familia en un pueblo no muy alejado de la ciudad y que esta felizmente bien con su novia. Se levanta, perfecciona su arte y eso es a diario, perfeccionar, un lujo que sólo algunos se pueden dar. Abro mi face y encuentro que una damita desdeña cosas contra los hombres, pues sí, ella es perfecta. Encuentro a otro decir que el país esta mal o que se fue de pedo o que esta en algún pinche restaurant barato. No hay nada nuevo bajo el sol. Somos las causas perdidas y mientras los gringos nos espían, a nosotros se nos ocurre desdeñar en contra de Peña Nieto y su pendejismo: el activismo del clic.

Yo soy estudiante de educación y así como desdeño con los comunicólgos (no todos) puedo decir que mis compañeritos y yo sufrimos del mismo mal. Una cinta dejaría al descubierto nuestras carencias: agacha cabeza, escribe, levanta cabeza, escribe, habla (o más bien, parafrasea lo que el profesor dijo) agacha, escribe, agacha, sale, come, entra, agacha, escribe. Horas y horas para que al final trabajemos de docentes, no lo demérito, pero si algo necesita el país es gente terca y encabronada, no varas que efectúen el mismo efecto que la electricidad.

Pienso en la ceguera y no en hablo de metáforas, es real. Hemos perdido el sentido de la vista.

Llego a mi casa de nuevo y me doy cuenta que no tengo que comer. Salgo a la tienda, compro un poco de atún y una soda, salgo de nuevo y descubro que hay una persona vendiendo tacos, es un hombre y tiene una gorra, tal vez ese señor sepa que lo que digo no es ninguna mentira, mientras vierte la carne en la tortilla se le va un pedazo de su propia carne, de su propio tiempo. Aun hace frió en Pachuca, siempre este jodido frió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s