Yo me fui de movilidad.

Ante la propuesta de irme de movilidad en octavo semestres, empece a pensar ¿cual sería mi mejor opción? Pensé en irme a Alemania, pero desafortunadamente ante experiencias, las cuales eran comentadas por gente no cercana a mi, decline por irme a la UNAM. Realice el tramite, que de antemano puedo decir que fue lo más cercano a la burocracia pura y dura, avise a mis padres y despues de un periodo de batallar me fui. Antes de dicho proceso se decía que teníamos que esperar a ver que beca nos tocaba, realizamos los papeles, sacamos nuestra tarjeta en un banco y por fin, cuando ya habíamos concluido un proceso de lo más pesado ,(por no decir otra cosa) nos dijeron que no nos iban a dar ninguna beca. Nos hicieron firmar documentos en donde estipulaba que teníamos que entregar reportes, los cuales eran burdos y absurdos, (que por cierto me negué a hacerlos) nos despidieron y nos fuimos a la buena de dios. En realidad pasé días buenos en la UNAM, no lo niego, pero claro que todo lo que hice fue gracias al dinero que mis padres me dieron y no al “apoyo” que la universidad nos brindaría. Varios fueron los días en los que nos trajeron en hilo y de hecho pocos fueron los que recibieron becas, los alumnos que mejor promedio tenían y que se irían al extranjero, ellos fueron despedidos con bombo y platillo, algo que no me importo, estaba tan ilusionado con ir a la máxima casa de estudios, pero que al final descubrí que ninguna institución y repito, ninguna es digna de respeto, uno hace a la institución, no la institución a uno; créanme que la gente pendeja existe en todas las universidad de prestigio, los pendejos abundan y no respetan nada.  Los requisitos son muchos, las respuestas son pocas, argumentaban que no nos habían dado ningun apoyo por el “cambio de administración” y eso contemplando que estamos ante la UAEH, una universidad que ni es autónoma y ni es publica.

No somos el unico caso, en la red se puede encontrar, entre otras cosas “maquilladas”, artículos en donde se denuncia esta falta de apoyo y de respeto muy a la “Proceso” de Kafka: Raymundo Sánchez Álvarez, actual estudiante de noveno semestre de la licenciatura en Comercio Exterior, denunció ser objeto de un fraude por parte de la Dirección de Intercambio Académico de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo DIA-UAEH, la cual le aceptó la ganancia de una beca “Movilízate” en uno de los programas de movilidad estudiantil internacional que impulsa la institución educativa para estudiar cuatro materias de séptimo semestre en la Universidad Tres Ríos de Quebec, Canadá (UQTR, por sus siglas en francés), desde marzo del 2007. Sin embargo, tras un contratiempo administrativo encontrado a su llegada a Canadá que le impidió comenzar sus estudios, los funcionarios de esta dirección lo abandonaron y en todo momento se negaron a brindarle apoyo, según relató. Como él, recalca, existen por lo menos, dos casos más.

Como podemos ver, la universidad hace oídos sordos y nuestro caso, no dista de dicha omisión. Ademas, la movilidad o intercambio, claro que es una experiencia, pero debemos de tomar en cuenta y con las experiencias que me han contado algunos cercanos, es más bien o son “unas vacaciones de un semestre”, realmente no se tiene un seguimiento, una norma que, entre otras cosas, incluya a los alumnos y haga realmente del intercambio una experiencia “única”.

Aquí podemos ver algunas de las notas:

Desde Abajo.

Milenio.

Pero bueno, como dice el dicho “aquí no pasa nada”.

José Elsinore.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s